Normalmente, los estudiantes darán clase durante varias horas al día. Teniendo en cuenta el hecho de que la mayoría de las clases de español en su país de origen son solo una hora o menos, sería casi como hacer tres días de clase en España por cada día en su centro. En el transcurso de dos semanas, sería el equivalente a treinta días de clase. Súmele el hecho de que todos nuestros profesores son hablantes nativos, capaces de impartir clase totalmente en español, lo que puede conllevar un aprendizaje significativo del idioma. Los estudiantes se sumergen en el idioma desde todos los ángulos… en clase, en casa y en la calle. ¡Se sorprenderá de la diferencia!

Categoría: Escuela

← ¿Cuánto aprenderá mi hijo/a en solo unas semanas?
SUBIR